domingo, 7 de septiembre de 2014

Top 10 - Películas de Los vengadores


Que poco me gusta el cine comercial. En especial el de acción. Héroe se dispone a salvar el mundo, encuentra compañeros cómicos mientras está en la faena, por un momento parece que todo está perdido, se recupera, le gana al malo, fin. Desde King Kong hasta Guardianes de la galaxia todo éste cine se ha mantenido prácticamente inmutable. Incluso obras impepinables en el séptimo arte como lo son El caballero oscuro o Matrix siguen estas pautas.

¿Qué es lo que tiene la saga de Los vengadores para hacerme cambiar de opinión? Identidad. Todas las películas, sin excepción, son muy predecibles, pero cada cual tiene un tono distinto dependiendo de los personajes que las protagonizan. En las pelis de Thor las intrigas palaciegas tienen mucha importancia, en Iron Man todo está al servicio del lucimiento de Tony Stark, en Capitán América lo gubernamental es lo primordial...

Con el estreno de Guardianes de la galaxia, este universo ha llegado a las 10 películas, por lo que considero que es el momento idóneo para hacer un top. No todas me gustan (las primeras que estrenaron aún sufrían del mal de "película de acción comercial"), pero en general es una saga bastante recomendable.


10. Capitán América: El primer vengador


"A mi no me mires, solo soy un estereotipo."

Muy floja tirando a mala. Hay ciertas cosas que están bien, en especial el malo maloso (interpretado por un siempre sensacional Hugo Weaving), pero por lo general es malilla. Efectos mal encajados con la acción real, trama excesivamente previsible, protagonista soso, falta de acción alarmante... Solo recomiendo verla para completar la saga.


9. Iron Man 2

"Genial, como hago de malo, ya tengo excusa para no ducharme."

Con el inesperado éxito de la primera parte y con la compra de Disney, sacaron ésta segunda parte a toda prisa para encajarla en la trama de Los vengadores. Y se nota. Si no fuera por el gran carisma de Robert Downey Jr., la película sería un auténtico despropósito. Si, escenas de acción muy espectaculares, pero no todo se reduce a un montón de explosiones.


8. Iron Man 3

La máscara rota. Ajá.

Desconozco si se hizo ésta película con esa intención, pero Iron Man 3 se parece demasiado al Batman de Nolan. Ésto no tiene porque ser malo, no en vano El caballero oscuro es de mis películas favoritas, pero hay un gran problema de base: Tony Stark no tiene ni de lejos la complejidad de Bruce Wayne.

No sólo es larga de cojones, sino que además intentan colarnos un trauma de Tony Stark sin ninguna justificación anterior. Por no hablar del niño coñon, que puto asco y que innecesario. Y que excesiva es la secuencia final.

Veo que ésta película fue la más taquillera de 2013 y me hace replantearme mi fé en la humanidad.


7. El increíble Hulk

"Genial, como hago de Hulk, tengo excusa para cagarme encima."

Llegamos a la parte donde las películas ya me van gustando, aun sin parecerme maravillas. Una película de Hulk protagonizada por Edward Norton es una idea genial, pocos actores tienen su capacidad para contener emociones y mostrarse realmente preocupados por el peligro que ellos mismos representan.

Lástima que al final todo se reduzca a una gran ciudad siendo destruida. Si, lo sé, en todas las películas que aquí se reseñan hay una ciudad que acaba destruida, pero hay destrucciones que molan y hay destrucciones que no molan. Y ésta es de las que no.


6. Iron Man

"Puedo mirar porno y machacar a mis enemigos a la vez."

Veamos. Terroristas encierran a un ingeniero militar de talento desorbitado en una habitación donde tiene multitud de herramientas y materiales para fabricarse un jodido arsenal. Por supuesto, éste lo hace. Y de ahí, nace Iron Man.

El resto de la película, donde vemos las conspiraciones de los vendedores de armas, el progreso del personaje y demás no está mal, pero ese comienzo tan "vamos a darle un origen al superhéroe, que Batman Begins lo ha petado" me parece tan cogido por pinzas, que no puedo tomármelo en serio.


5. Thor: El mundo oscuro

"Mirémonos intensamente. Las leyes de lo predecible así lo dictan."

Haría el chiste de "tor-dos, jejeje", pero no lo haré, ya que me parece una película muy a tener en cuenta. Además de ser muy espectacular y de tener un nivel artístico muy sorprendente (en especial las secciones de Asgard), tiene dos factores a destacar: el humor y Loki.

Gracias al humor, la película no se hace nada pesada (y eso que son casi 2 horas), y Loki tiene tal carisma que casi se convierte en el protagonista de la historia. Ya sea el plan que traza junto a Thor o el que traza en solitario, me parece sin duda el mejor personaje de toda la saga.


4. Guardianes de la galaxia

Como todo el mundo sabe, los músculos eliminan la necesidad de llevar ropa.

Es curioso, ya que ésta película no es de superhéroes, sino que se trata de una space opera de manual, con todo lo malo que ello supone: leyes de la física que se pasan por las arcas del triunfo, montones de especies que se comunican y que conviven sin ningún problema de adaptación gravitacional o el aire que respiran, inmensidad del espacio mal retratada...

Y a pesar de todo, aún con lo purista que soy yo para la ciencia ficción, me ha encantado. Es básicamente lo que una película que mezcla humor y aventuras debe ser: una montaña rusa de emociones. Desde su sensacional secuencia de créditos iniciales lo deja claro: la única pretensión de Guardianes de la galaxia es hacer que nos lo pasemos bien y olvidemos los problemas de la vida real.

Y valla si lo consigue. Tiene todos y cada uno de los tópicos del los que me he quejado al principio del texto, pero logra evadirlos para darnos un entretenimiento de primer nivel. Sensacional.


3. Thor

Las posibilidades para las secuelas son infinitas.

Si amigos, Thor. Se nota a la legua que hubo una reducción de presupuesto bestial a mitad de su producción (pasó de costar cerca de 300 millones de dólares a 150), pero a diferencia del resto de películas que sufren éste mal, logra llevarlo por el buen camino.

¿La solución ante esta bajada tan drástica? Meter conversaciones con cierta profundidad (no serán ninguna maravilla, pero logran hacer que los dioses nórdicos tengan una explicación lógica en el mundo real) e intrigas palaciegas (cualquier aficionado a Juego de tronos aprueba ésto)

Imposible no emocionarse al ver como Heimdall se revela contra Loki. Imposible no reírse al ver como Thor no comprende las leyes de la Tierra. Imposible no cabrearse al contemplar la traición de Loki. Imposible no disfrutar como un niño ante la pelea final.

En un universo paralelo se estrenó la película cara de Thor, hubiera sido un fracaso y el proyecto de Los vengadores hubiera muerto antes de nacer. Cuanto lo siento por mi yo de otra dimensión.


2. Capitán América: El soldado de invierno

Negro con mala leche, mujer sexy de acción pero no personaje principal, cosas explotando de fondo, un actor de renombre para atraer a los cinéfilos más expertos y protagonista con rasgos claramente americanos. Cartel de película de acción al uso: completado.

Me gustó tanto, que estaría en la primera posición si no fuera por el mal uso que hace de la popular técnica de "cámara al hombro". De verdad, una auténtica lástima, una película con unas coreografías de luchas tan bien orquestadas se merecía unos mejores planos. Aquí un enlace a la crítica que le dediqué en su momento.


1. Los vengadores

ÉPICA ABSOLUTA

Como no podía ser de otra forma. Meten en una coctelera la bueno de cada personaje, le añaden una buena dosis de humor, unas escenas de acción bestiales y algo de música épica. Lo agitan y sale una película la hostia de entretenida. Lamento utilizar un lenguaje tan vulgar, pero en ésta situación no encuentro otra expresión más adecuada.

Todo sea dicho, de tanto agitar la coctelera también hay unos cuantos agujeros de guión bastante importantes, lo que le evita llegar a la perfección. Rezo a todo Asgard para que la segunda parte carezca de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario