viernes, 26 de febrero de 2016

Top 17 - Las mejores películas de los hermanos Coen


Me duele hacer este top justo ahora, cuando acaban de estrenar ¡Ave, César!, la que es sin duda la peor película que han rodado estos cineastas hasta la fecha, pero bueno, es lo que tiene ser aficionado al cine: hay alegrías y decepciones.

Precisamente de ello trata la mayoría de su filmografía: sobre las decepciones que da la vida. Algunos dicen que tratan sobre dinero y lo que es capaz de hacer el ser humano con tal de poseerlo, pero yo veo que más bien nos quieren mostrar como la vida nos da hostias una y otra vez, y aunque algunos de sus filmes tengan un mensaje claramente positivo, ninguno sería recomendable para proyectar en colegios.

Si hay una razón por la que me gustan estos tipos, es por hacer un cine muy irreal en su presentación y en sus personajes, pero muy cercano en sus historias y en sus ambiciones. Además, ahora que he hecho un repaso para la ocasión, me he sorprendido al ver que casi todas sus películas (maldita seas, ¡Ave, César!) merecen su visionado para cualquier cinéfilo que se precie.

Sin más cháchara, vayamos con el top en cuestión.


17. ¡Ave, César!


"Vamos a escribir una historia sobre un secuestro rocambolesco", debieron pensar. "Nos ha quedado una película de 15 minutos, metamos escenas musicales bien rodadas pero que no tienen nada que ver con la historia", concluyeron.

No es que sea mala per se, si se analiza fríamente, está bien en todos sus apartados (fotografía, actuaciones, dirección artística, diálogos), pero aunque me duela, es un rollazo.


16. Crueldad intolerable


No es en absoluto mala, de hecho, tiene más de un detalle de brillantez, pero si la pongo en el último puesto, además de su pasteloso final, es por ser una peli con una clara intención comercial, o dicho de otro modo, impersonal. Sea como sea, es una gran película, ya le gustaría a muchos directores tener obras como ésta en su filmografía.


15. Ladykillers


Los personajes protagonistas son muy carismáticos y algunos diálogos son una delicia, pero no me llegó a enganchar, no sabría definir por qué. Puede que se pasen con las escenas costumbristas, o puede que su final fuera demasiado previsible.


14. Un tipo serio


Hicieron ésta película cuando su prestigio estaba en lo más alto de sus carreras, lo que se deja notar con su tono intelectualoide y su ritmo excesivamente pausado. Muy bien planteada y con una dirección de actores magnífica, pero se olvidaron de lo más importante: hacerla entretenida. Aunque me gustó, opino que todos los premios a lo que optó son algo inmerecidos.


13. Muerte entre las flores


Algunos me matarán por poner ésta película en un puesto tan bajo, pero lo cierto es que nunca he entendido porque tiene tan buena fama. Sí, es buena, tiene un guión magnífico, pero a esa historia coral le falta cohesión, algo esencial en este tipo de cine.


12. Valor de ley


Es una pena, porque el cine de los hermanos Coen tiene mucha inspiración del western, y cuando hicieron un western con todas las de la ley (je), les salió una película en la que claramente no estaban a tope. Ojo, que me parece una gran película, pero no todo lo buena que podría haber sido.


11. Sangre fácil


Su primera película, en la cual no tenían ni mucho dinero ni actores famosos, pero se deja notar el talento gracias a ese tono malrollero y esa violencia tan característica suya. Se nota que son novatos, pues los personajes son muy fríos y los diálogos eran muy simples, pero como ópera prima es muy interesante.


10. A propósito de Llewyn Davis


Redefinen el concepto "tener un mal día" con una película muy de su estilo: escenas sueltas, cada cual más imaginativa que la anterior, las cuales no parecen tener cohesión entre sí, pero al final todo acaba teniendo sentido. Por desgracia, aunque me gustó mucho este film, me parece que tanto el principio como el final no funcionan.


9. Quemar después de leer


Si no me falla la memoria, ésta fue la primera película de los hermanos Coen que vi, y recuerdo que mi primera reacción fue: "¿qué cojones acabo de ver?". Cuando la reflexioné un poco me di cuenta de que estos tipos eran unos genios, y eso que no es ni de lejos una película perfecta.


8. El gran salto


Es una peli poco amada por los fans por no contar con un guión exclusivo de los Coen (Sam Reimi también lo firmó), y sobre todo, por no tener nada de originalidad, lo cual considero muy injusto, pues me parece un homenaje al cine de los años 40 con mucho amor al medio. Además, algunas de las secuencias más graciosas de su filmografía se encuentran aquí, lo cual no es moco de pavo.


7. El hombre que nunca estuvo allí


Como construcción de personaje y homenaje al cine negro de los años 40, me parece una película maravillosa, aunque va con un ritmo muuuuy lento y muuuuy exigente para el espectador. Imprescindible la cafeína, pero buena película.


6. El gran Lebowski


Una de sus pelis más adoradas, y no sin razón, el personaje de "El nota" es no solo uno de los mejores escritos de los hermanos Coen, sino uno de los mejores escritos de la historia del cine reciente. La película en cuestión dista de ser perfecta (por ejemplo, el personaje del narrador se podría haber omitido), pero ello no quita que sea muy buena.


5. Arizona Baby


Consiguen la mejor actuación de Nicolas Cage (que aunque suene a locura, tiene varios trabajos muy buenos), un villano sensacional y logran mezclar a la perfección su estilo intelectual y su característico humor.


4. Barton Fink


Película sobre uno de los mayores infiernos que puede llegar a vivir un artista: el parón creativo. Enigmática, lenta y deliveradamente extraña, pero grandiosa a la hora de mostrar como una mente creativa sufre al no crear.


3. Fargo


Ojo al dato: es una película inteligente sobre personajes tontos. Es como mezclar dulce y salado: mal hecho es una guarrada, pero bien hecho es una maravilla. Solo por esta película, los hermanos Coen me tendrían ganado para siempre, pero aún hay más.


2. No es país para viejos


Un western, pero sin los elementos tradicionales del western: no hay música, no transcurre en el salvaje oeste, no hay tiroteos... pero es uno de los mejores westerns jamás rodados. Además, una de las señas de identidad de los Coen (los personajes imparables), aquí tiene su mayor exponente: Javier Bardem, uno de los mejores villanos que he visto nunca.


1. O brother!


Todo lo bueno de los hermanos Coen: números musicales, planos para el recuerdo, diálogos complejos, personajes carismáticos, humor desbordante, malo que pone los pelos de punta... ¡y George Clooney haciendo de negro! ¿Cómo no iba a ser buena película?

Ahí está la genialidad de estos cineastas: cogen algo que parece absurdo, le meten más cosas absurdas, y acaba siendo una obra maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario